miércoles, 8 de febrero de 2017

Confesionario (sin absolución): maldiciones de los padres

Pregunta: Por muchos años me pesó no tener relación con mis padres. Él nos abandonó y ella fue abusiva, nos maldijo mucho desde niños; todavía hace cuatro años testificó en corte en mi contra para que perdiera a mis hijos. Ahora vivo entregada al Señor, no les guardo rencor y todo lo que hago es orar por ellos, eso es todo. ¿Usted cree que sea yo recipiente de maldiciones por no poder tener una relación con ellos?

Padre Hayen: me dolió mucho tu comentario por la lamentable actuación de tus padres hacia ti y tus hermanos. Es incomprensible cómo un padre puede maldecir a sus hijos y dañarlos emocionalmente de esa manera. Las maldiciones que tu madre te lanzó cuando eras niña seguramente no se cumplieron, puesto que veo que vives ahora entregada al Señor, no les guardas rencor y oras por ellos. ¡Qué mayor bendición que esa! Tu entrega a Dios y tu perdón hacia tus padres es la prueba de que las maldiciones que te lanzaron cayeron en el vacío.

¿Caerán maldiciones sobre ti por no poder tener una relación con ellos? No lo creo absolutamente. La relación con ellos quedó muy dañada por los abusos psicológicos de los que fuiste víctima. De hecho, sería muy difícil tener una relación normal con ellos, si tus padres no se arrepienten de sus faltas y hacen lo posible por reparar los daños que hicieron. Ojalá que eso sucediera algún día y pudieran volver a convivir como familia. Mientras tanto, tú estás haciendo tu parte, y lo estás haciendo de manera muy cristiana. Dice Jesús: "Bendigan a los que los maldicen, rueguen por los que los difaman" (Lc 6,28). El no guardar rencor y orar por ellos es la manera como estás viviendo el cuarto mandamiento: 'honrarás a tu padre y a tu madre'. Y, por los daños sufridos en el pasado, lo estás haciendo de manera muy edificante para quienes te rodean. Da gracias al Espíritu Santo, querida hija, por lo que está obrando en tu corazón. Te bendigo.

(Las confesiones con absolución se dan en las parroquias; aquí sólo consejos y sin revelar nombres. Puedes escribir, de manera breve, en un mensaje privado a mi cuenta de Facebook o en Twitter: @padrehayen)