miércoles, 3 de enero de 2018

Trigo y Cizaña

Ganador del 'Herodes de oro’
El ganador del premio Herodes de oro 2017 en México fue, sin duda, el gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval. El mandatario presentó una iniciativa del ley en su Estado para legalizar el aborto, incluyendo el derecho de las menores de edad para abortar, en caso de violación, sin el consentimiento de sus padres. Además el personal sanitario estaría obligado a practicar abortos y a no salvar al bebé en caso de que éste sobreviva. El gobernador se justifica con el argumento de la prevención de la violencia contra la mujer. ¿Cómo es esto? No lo entendemos. Lo que sí nos queda claro es que numerosos estudios demuestran que la mujer que aborta tiene mayor riesgo de sufrir embolias, perforaciones en el útero y un 30 por ciento más de sufrir depresiones y suicidio. A la violación, que sin duda es una violencia espantosa contra la mujer, con el aborto se añade una violencia brutal. ¿Por qué someter a las mujeres a más estrés, más dolor y depresiones? La mujer que ha sido violada necesita, más bien, apoyo, ayuda psicológica y alternativas humanas como la adopción. ¡Qué raro que el gobernador se preste a ello!, cuando sabe perfectamente que quien pierde son las mujeres, los bebés por nacer y la sociedad.

Churros 'for sale’ en California
Para comprar mariguana, filas hasta de 40 minutos de espera se hicieron el 1 de enero de 2018 en los ‘pot shops’ de California, donde la venta de esa droga, para fines recreativos, ha pasado a ser legal. Así el llamado ‘Golden State’, se suma a los estados de Alaska, Colorado, Oregon, Nevada y Washington que la permite con esos propósitos. ¿A qué conducirá esta medida? Con la legalización de esta droga, únicamente se fomenta la cultura del ‘no pensar’. Está comprobado que fumar mariguana disminuye la inteligencia. Además favorece la aparición de trastornos psicóticos, de manera temporal o con efectos para toda la vida, las crisis de ansiedad que llevan a la sensación de la muerte, todo lo contrario a la relajación que promete. Casi todos conocemos a personas que fumaron mariguana y no volvieron de su ‘viaje’; se quedaron ‘arriba’, en ese falso paraíso que prometía, para vivir en un estado de permanente atolondramiento. Muchos adictos a la cocaína, a la heroína y a las metanfetaminas iniciaron fumando cannabis, y hoy hasta llegan a escuchar voces en su mente, señal de que la esquizofrenia se ha instalado en ellos. Esta es la nueva clase de hombres que, seguramente, necesita un país para salir adelante.

Otra más de las feministoides
Escena de “¡Qué bello es vivir!”, una película peligrosa
El feminismo radical dispara su artillería contra un clásico del cine y contra una escritora de la literatura popular. “¡Qué bello es vivir!” (It’s a wonderful life) es una película norteamericana de 1946, un clásico de Navidad, que trata de un hombre que renuncia a sus sueños debido a su sentido de responsabilidad, generosidad y altruismo; cuando quiere suicidarse en la Nochebuena, interviene su ángel de la guarda. Según las feministas, esta película debería pasar al basurero del cine por ser parte de un plan patriarcal para mantener a las mujeres sometidas a los hombres. Las canciones y los bailes del filme son peligrosos porque -¡ja!- pueden influir en la manera que los niños piensan sobre los roles de género. El otro blanco de las señoronas anti patriarcales es Agatha Christie, la escritora británica que escribió decenas de novelas policíacas y que fue una de las escritoras más exitosas del siglo XX. Un clásico de su colección es “Asesinato en el expreso de oriente”, cuya versión cinematográfica acabamos de disfrutar hace algunas semanas. Las autoridades del condado de Radforshire, en Inglaterra, aprobaron retirar todas las novelas de la Christie de las bibliotecas públicas y los colegios. Según ellas, la visión que la autora tiene de la mujer es heteropatriarcal. Sus heroínas están a favor del matrimonio, son histéricas y se convierten en asesinas por despecho. El 22 de enero iniciará esta absurda purificación bibliotecaria, para que el 8 de marzo, Día internacional de la Mujer, no quede ni un solo ejemplar.